Dialogo de Saberes

 
Diálogos y antidiálogos
El diálogo de saberes es una oportunidad excepcional de entablar una relación fructífera entre sistemas de conocimiento diferentes. Es una invitación a generar nuevos horizontes de acción y reflexión en forma gradual y amistosa. Estos procesos de intercambio de ideas llevarán a la soberanía alimentaria por caminos sorprendentes. En el caso del diálogo de saberes en Ayrumas Carumas  se inició  con una demostración en vivo  de los colores de un rebaño de alpacas.Más de once  sabios y sabias presentaron uno por uno un color.  Explicaron con singular cariño, con reverencia, con reconocimiento a la alpaca portadora de tantas cualidades y significados profundos. El origen de los colores se remontan a la diferentes ispallas del paisaje altoandino. Los sabios y sabias presentaron la visualización de sus cosmovisiones, los tratamientos naturales de las enfermedades, la alimentación natural de las alpacas y los regalos que ofrecen las alpacas para que todos nos abriguemos, para hacer sogas, costales, hondas, con hermosas fibras de colores naturales, comida que se prepara en deliciosos platos y también lo que nunca se debe comer de la alpaca. Los invitados de otros sistemas de conocimiento comentaron con admiración estos saberes y se sintieron motivados a profundizar los temas expuestos. En pequeños grupos de intimidad y concentración muy personal, cara a cara hicieron  preguntas constructivas que resultaron en conversaciones amables e ilustrativas de las diferencias en las maneras de conocer de para ambas partes. Después de un par de horas de intercambio visualizando las ideas comprendidas, la pausa del almuerzo de comida local creó el marco especial para dar un paso adelante en el diálogo. Es decir, proponer, sugerir formas de dar cabida a que estos temas de los colores, de la cosmovisión, de los tratamientos naturales y de la alimentación de las alpacas tengan un lugar privilegiado en nuevas  agendas de ambos sistemas de conocimiento. Ese paso va en dirección de la justicia cognitiva, o sea el avance del conocimiento en condiciones de paridad, de igualdad de valores como aportes de ambos sistemas de conocimiento para reforzar la soberanía alimentaria. Así hay que seguir dialogando.

El diálogo de saberes puede resultar en un simulacro desafortunado cuando ocurre irreflexivamente. Es decir cuando se  improvisa un programa llenándolo de actos oficiales, formales o folclóricos, en lugar de tener distintos momentos de acción, reflexión, acción. Es sólo un acto de masas y no diálogo cuando se  confunde el intercambio de ideas con expectativas de escuchar charlas de expertos, o plantear demandas de tipo político, o de tener agendas escondidas y para ello se invita a mucha gente que opaca el rol de sabios y sobre todo de las sabias. Una seña de que el diálogo anda sin rumbo es que las mujeres y sus saberes queden sin voz por la predominancia masculina . Es muy difícil que ocurra un diálogo de saberes si los invitados en calidad de 'científicos' no tienen la oportunidad de reconocer y expresar las diferencias de sus propios conocimientos y el de los sabias y sabios de la comunidad.También es un inconveniente cuando el ambiente físico del encuentro de saberes no es propicio para compartir ideas, profundizar saberes, despertar admiración, llegar a comprensiones mutuas y sorpresas  sobre los temas. Debemos esforzarnos para salir de esquemas antidialógicos como  aulas escolares, salas municipales y retomar los espacios comunales del campo donde los saberes están vivos. donde podepmos conversar con tranquilidad,concentración y respeto mutuo.

Maruja Salas y Timmi Tillmann